UNICEF promueve en el Día Mundial del Lavado de Manos una solución sencilla y fundamental para la supervivencia infantil. Hoy día, 1.400 niños menores de cinco años mueren a diario debido a las enfermedades diarreicas causadas por la falta de agua potable, saneamiento e higiene.

 

"Una de las formas más eficaces de salvar las vidas de los niños es simplemente que se laven las manos con jabón", dijo Sanjay Wijesekera, jefe mundial de los programas de Agua, Saneamiento e Higiene de UNICEF (WASH). "Lavarse las manos antes de comer y después de defecar reduce drásticamente la propagación de la diarrea, y tiene efectos duraderos en la salud y el bienestar de los niños y las comunidades".

Fuente: http://www.unicef.es/actualidad-documentacion/noticias/dia-mundial-del-lavado-de-manos-0